domingo, 13 de octubre de 2013

FENG SHUI EN EL HOGAR

Feng Shui significa literalmente “viento” y “agua”. Es un antiguo arte que se practica en China desde hace miles de años y que consiste en colocar los muebles y demás enseres de una manera determinada para posibilitar el flujo de energía en el hogar. Es una antigua disciplina que influye no solo en la casa y en el entorno, sino también en la vida de las personas.

El chi
El Feng Shui se basa en la idea de que las corrientes de energía, llamadas chi, fluyen por toda la casa. En Japón, esta energía se conoce como ki y en India como prana. Para obtener lo mejor de nuestra vivienda es necesario permitir el libre flujo de esas corrientes por la casa, en lugar de bloquearlas o estancarlas. El chi siempre se mueve espiral, por lo que se favorecerá este movimiento en el hogar.
El chi es la fuerza vital o energía que mueve toda la vida del planeta. Fluye a través de todas las cosas y allí donde se concentra, las plantas, animales y personas se multiplican. Se encuentra sobre todo en zonas de agua, donde ésta fluye de forma lenta y sinuosa; por algo las civilizaciones se han asentado junto a ríos o lagos, porque son lugares donde se acumula el chi y son fuente de vida. Cuando el chi se estanca, la vida pierde su resistencia, se deteriora y muere.
La concentración beneficiosa de chi aporta una actitud positiva hacia la vida que se traduce en esperanzas y sueños, y en la energía con se cuenta para llevarlos a cabo. Influye en las emociones y en la actitud ante la vida. Cuando el chi está presente en abundancia, ningún reto parece demasiado grande. La depresión se asocia al chi estancado y despoja de la capacidad de planificar, avanzar y crecer.
El chi influye en las emociones, en la energía física y en la resistencia a las enfermedades; puede mejorar el modo en que nos relacionamos con otras personas, reforzar las relaciones familiares y atraer nuevas personas a nuestro círculo social; influye en el aumento de oportunidades laborales y de la riqueza.
Yin y yang
Una parte básica del Feng Shui es el equilibrio de las fuerzas complementarias, pero opuestas, del yin y el yang.
El yin se considera femenino, oscuro y pasivo; es la tierra, la oscuridad, la luna y la muerte; es el invierno, el frío, la quietud, la negatividad y el agua. El yang se caracteriza por ser masculino, positivo, brillante y ardiente; es el cielo, la luz, el sol y la vida; es el infinito y el cosmos; es cálido, iluminado, seco e inmóvil.
El símbolo taoísta del taiji  simplifica y muestra la interacción del yin (oscuro, pasivo) y el yang (blanco, positivo): uno no puede operar sin el otro. Se unen en mismo círculo (que significa la unidad), con un pequeño círculo dentro de cada sección que indica que nada es totalmente yin o yang; tiene que haber una pequeña cantidad del opuesto para aportar dinamismo.  
En el hogar, la armonía perfecta sólo vendrá del equilibrio de energías yin y yang. La presencia excesiva de objetos de una de la fuerzas en un ambiente genera un desequilibrio inmediato en las energías de la estancia. El hecho de armonizar el yin y el yang en las estancias de la casa ayudará a crear bienestar y armonía en el hogar.
 
Fuera el desorden
Cuando se empiece a introducir cambios en la casa, los niveles de energía y la perspectiva ante la vida también cambiarán. Sin embargo, antes de comenzar a aplicar alguna técnica de Feng Shui, hay que despejar el desorden y las energías negativas que pueden estar frenando el desarrollo personal; hay que deshacerse de los objetos viejos, rotos, que no se utilicen o que no se quieran, ya que solo crean energías estancadas. Se debe recordar que el Feng Shui es una técnica para mantener la energía del hogar en constante movimiento.
Hay que mantener el recibidor y las escaleras limpios para que fluya libremente el chi; arreglar los aparatos estropeados o tirarlos; no guardar objetos viejos debajo la cama porque crean energía estancada y negativa.
Limpieza de espacios
La limpieza de espacios elimina las energías negativas de la casa mediante el uso de ceremonias y rituales, en los que generalmente interviene la sal. En China, para limpiar la casa de chi negativa, un sacerdote taoísta escribe plegarias en un papel de pergamino, quema este papel, mezcla las cenizas con sal y disemina la mezcla ceremoniosamente por toda la casa.
Se puede emplear otras técnicas como rociar la estancia con un vaporizador con aceites esenciales (de salvia, pino, abeto o enebro en las casas nuevas; de geranio o lavanda después de una discusión; de eucalipto, limón o romero después de una enfermedad); o verter cristales de sal por la circunferencia de la habitación, que se aspiran después de veinticuatro horas.
Lo básico
La ubicación de la casa, la disposición de los muebles y enseres, el uso del color en cada estancia y el flujo del chi contribuyen a conformar un entorno equilibrado o desequilibrado, positivo o negativo. Mediante el uso de las técnicas del Feng Shui, estos elementos básicos se pueden manipular para crear una zona armónica y equilibrada que aporte felicidad, riqueza y salud.
Antes de empezar a introducir mejoras en el hogar, se debe averiguar la orientación de la casa con una brújula (los maestros de Feng Shui emplean una brújula china o luo pan; en su defecto, usaremos una brújula clásica). Se debe trazar el plano de la casa con la brújula en posición y luego superponerle el bagua. Esto permite descubrir dónde se hallan los Cinco Elementos y las Ocho Aspiraciones. Mediante este proceso, se puede averiguar qué zonas se pueden realzar o reactivar en la casa.
El bagua es un octógono con un trigrama en cada lado. Ba significa “ocho” y gua “trigrama”, por lo que bagua significa “ocho trigramas”. Es una de las herramientas básicas de diagnóstico utilizadas por el Feng Shui. Al superponer el plano de la casa y el bagua con los ocho trigramas se muestran las ocho posibles direcciones, que se asocian con los cinco elementos y las ocho aspiraciones.
Los Cinco Elementos (fuego, tierra, metal, agua y madera) son las energías fundamentales que configuran y transforman la vida; se asocian con las ocho direcciones de la brújula: el sur es el Fuego, el norte es el Agua, el este es la Madera y el oeste es el Metal. El sudoeste es la Tierra Fuerte, el noroeste es el Metal Fuerte, el nordeste es la Tierra Pequeña y el sudeste es la Madera Pequeña. La relación entre los Cinco Elementos, las direcciones de la brújula y el bagua constituye la esencia de la práctica del Feng Shui. Estos elementos interactúan entre sí en el mundo para crear la buena y la mala suerte.
Cada sector del bagua representa una de las Ocho Aspiraciones: el sur es el Reconocimiento y la Fama; el norte son las Perspectivas Profesionales; el este, la Familia y la Salud; el oeste, los Niños; el sudoeste se asocia al Matrimonio y a la Felicidad Sentimental; el noroeste son los Mentores y las Interconexiones; el nordeste es el Saber y la Cultura; y el sudeste representa la Riqueza y la Prosperidad.
Al superponer el bagua sobre el plano de la casa se puede comprobar en qué zonas se encuentran las Aspiraciones y se estará en disposición de utilizar los elementos relevantes para comenzar a realzarlas según las mejores direcciones. También se puede superponer el bagua sobre una única estancia, la que queramos mejorar.
También es importante conocer las Direcciones Personales de cada individuo, para lo que es necesario conocer el número gua, que determina las cuatro direcciones posibles hacia las que debe estar colocado un individuo para hacer las cosas fundamentales, como dormir con la cabeza en la dirección más beneficiosa. El cálculo del número gua se rige por el calendario lunar del año nuevo chino. Se debe reducir la fecha de nacimiento a un número, que será el que determine la mejor dirección gua: 1, sudeste; 2, nordeste; 3, sur; 4,norte; 6, oeste; 7, noroeste; 8, sudoeste; 9, este. El 5 no existe; si es hombre y sale 5, el número será el 2; y si es mujer, el número será el 8.
 
 
Aplicación práctica
Con el plano de la casa o estancia y el bagua superpuesto, conocemos los rincones asociados a cada una de las Ocho Aspiraciones. Por lo que se puede realizar algunas pequeñas cosas para reactivar el chi de la aspiración que deseamos mejorar. Un estudio completo y una organización adecuada requieren de las manos de un experto o, al menos, de algunas cosas más que estos simples apuntes. Aunque algunas pequeñas cosas pueden ayudar.
Para activar la aspiración de la Riqueza y prosperidad (sudeste, madera pequeña como plantas y flores, color verde): Colocar una fuente con agua en el sudeste del estudio, salón o jardín; en el ciclo productivo de los elementos, el agua produce madera. No se recomienda utilizar elementos acuáticos en el dormitorio. También se puede colocar una planta sana en el sudeste, con hojas redondeadas como la planta del dinero. O una lámpara con bombilla de bajo consumo que deberá tenerse siempre encendida. Los lavabos en el sector sudeste no favorecen esta aspiración, por lo que deberán estar cerrados y mantener la tapa del inodoro bajada.
Para activar la aspiración del Reconocimiento y la Fama (sur, fuego, luces, color rojo): Colocar luces de cualquier tipo (eléctricas, velas o fuego) en el sector sur de la casa, de una habitación o del jardín; colgadas del techo, apliques en pared o focos sobre mesas; las luces en este sector deben tener bases y pantallas de color madera o verde (elemento madera) o rojas (elemento fuego). No se deben usar lámparas o bases azules (elemento agua) ya que en el ciclo destructivo de los elementos, el agua destruye al fuego. También se puede colgar en el sur un cuadro que represente un amanecer para inspirar nuevos comienzos.
Para activar la aspiración del Matrimonio y la Felicidad Sentimental (sudoeste, tierra fuerte, parejas, color amarillo): Colocar parejas simbólicas de objetos, como velas o corazones, preferiblemente de color rojo, en la zona sudoeste del dormitorio o del salón. El color rojo simboliza la pasión. El hecho de colocar dos objetos juntos simboliza una pareja feliz, mientras que un objeto aislado es símbolo de soltería o soledad y tres o más objetos denotan un número excesivo de personas en la relación. Se pueden colocar también flores rojas frescas o de seda en el sudoeste de la casa, salón o dormitorio; colocar un abanico rojo en la pared del dormitorio; o utilizar cristales para atraer energía. Pero no se deban colocar acuarios, lavamanos, plantas o flores en el dormitorio. Y tampoco cuadros o fotografías de personas solas en ningún lugar de la casa.
Para activar la aspiración de los Niños (oeste, metal, color blanco): Colocar estatuas metálicas, aparatos eléctricos (televisión, música) en la zona oeste del salón; no en los dormitorios, ya que crean excesiva energía yang. Al realzar esta zona del salón, se procura la felicidad de los hijos, sus estudios e incluso la descendencia.  La matriarca debería dormir en su orientación de la suerte familiar o nien yen, según su número gua. Colocar objetos u adornos metálicos, cristales de cuarzo o amatista en la zona de trabajo de los niños; sentar al niño en su dirección de automejora o fu wei, según su número gua.
Para activar la aspiración de los Mentores e Interconexiones (noroeste, metal fuerte, color blanco, plateado y dorado): Colocar móviles de seis piezas metálicas huecas en un punto del noroeste donde les dé el aire o en el noroeste del jardín, estudio o salón. Con ello se atrae a amigos influyentes y mentores. El sonido de los móviles metálicos produce un agradable sonido que favorece la circulación del chi por toda la casa. También se pueden colocar televisores o aparatos de música; o pintar esta zona con colores blancos o metálicos, pero no telas o muebles de estos colores; tampoco usar color rojo o verde.
Para activar la aspiración de las Perspectivas Profesionales (norte, agua, color azul y negro): Colocar una pecera u otro elemento acuático (acuario o fuente pequeños) en la zona norte del salón o estudio, pero no en el dormitorio. No se debe exceder en el tamaño, pues simbolizaría que se “ahogan” las posibilidades. Los peces pueden ser de colores, combinando ocho o dos dorados y uno negro, pues son números simbólicos benéficos. El movimiento de los peces genera chi positivo. También se puede añadir una pequeña luz azul a esta zona.
Para activar la aspiración del Saber y la Cultura (nordeste, tierra pequeña, color amarillo o marrón): Colocar cristales (cuarzo natural, amatista, vidrio al plomo hecho a mano) en el rincón nordeste del estudio o de la habitación. El escritorio en el rincón nordeste de la estancia y el cristal en el rincón nordeste del mueble; o mirando a la cuarta mejor dirección según el número gua. Los cristales simbolizan el elemento tierra ya que provienen del interior de la misma. Colocar lámparas de formas redondeadas con el pie de cerámica, terracota o cristal, evitando las metálicas y angulosas. No poner los libros en el suelo, ni usarlos como puntos de apoyo; no poner plantas ni ornamentos metálicos; colocar los diplomas y certificados en el sector nordeste del estudio.
Para activar la aspiración de la Familia y Salud (este, madera, color verde oscuro): Colocar plantas de interior con las hojas redondeadas (en especial la planta del dinero) en el sector este de cualquier estancia de la casa, especialmente el salón. Con ello, los miembros de la familia se mantendrán sanos y en forma. También hay que intentar colocar el cabezal de la cama en una de las mejores direcciones según su número gua; colocar un cuadro con melocotones, símbolo de la inmortalidad, u objetos de cerámica, árboles de jade con seis u ocho melocotones.
Un último consejo
La aplicación de las técnicas del Feng Shui en el hogar puede resultar muy gratificante. Se puede comenzar con una estancia, comprobar el gran efecto que puede tener sobre nosotros y luego seguir con el resto de la casa y de la vida. El Feng Shui es una técnica disciplinada, no es una cuestión de fe; funciona con o sin fe. No es una creencia religiosa, sino un arte cuyo fin es lograr equilibrio, orden y armonía en el hogar, en el entorno y en la vida.
Bibliografía:
“Feng Shui para la casa actual”, Stephen Skinner y Mary Lambert. Editorial RBA Integral, 2001.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario